Articles

Pasado, presente y futuro

In Sin categoría on 24 mayo, 2015 by pinceladasdeunciego

Acurrucado entre palabras

tus brazos acunan mis sueños

es el futuro quien ahoga mi presente

cuando miro mi vacío circundante

deseos analógicos de retorcidos sesos

se funden en una desconexión sensitiva

pues el humo de su incienso anuncia

la extinción próxima de ranas y princesas

sus charcas analógicas de húmedo recuerdo

tornarán en un cubil de vampiros sedientos de sonrisas

y los solistas de viejas canciones

recibirán a dos nuevos interpretes

para que el pasado escriban

su historia, la historia

que al futuro le será indiferente.

© Ike

Articles

La igualdad en el purgatorio

In Sin categoría on 11 abril, 2015 by pinceladasdeunciego

En el purgatorio de amar a quien no te ama

no atino a escupir al cielo sin que me caiga encima

quizás el mundo pare seres que deben extinguirse

esos o yo entre miles que creemos que vivimos

abonamos con nuestras cenizas una realidad paralela,

afónica y sorda a las súplicas de los condenados

rica y opulenta pero inaccesible a las peticiones,

un purgatorio que torna dulce los recuerdos

y placenteras las heridas mojadas con sal y limón,

un lugar donde comen señores y siervos en distintos salones

pero que se mezclan en los pasillos para engañas a los dioses.

Nos hicieron a unos más iguales que a otros

pero solo para respirar y lamentar lo que nunca fue

porque las lágrimas nos igualan solo en el dolor.

© Ike

Articles

Mi nueva primavera

In Sin categoría on 21 marzo, 2015 by pinceladasdeunciego

Quieren mis labios arar tu campo

sembrar de gozos y susurros

todos tus rincones olvidados

germinar tu mirada

mientras nuestras bocas hablan

la lengua de los poetas,

quieren mis manos surcar tus sombras

convertirlas en luz

para que no sirvan de escondite a temores,

quiere mi piel empaparse de tu calor

arder en hogueras compartidas

donde los fuegos se confundan

sin saber donde empiezo yo

donde finalizas tu.

© Ike

Articles

La condena de los que aman sin frenos

In Sin categoría on 16 marzo, 2015 by pinceladasdeunciego

Con un billete de metro sin escalas al infierno

las ánimas de almas rectas desfilan sonrientes,

esos que amaron y quisieron sin freno

ajenas a preceptos previos existentes,

los demonios de dos cabezas y apetitos eternos

no supieron donde ubicar a estos alegres silentes

y consultaron al señor del averno

al que sacaron chispas y azufre de su frente

cansado de los que condenan sin descernimiento:

los vestidos de santidad y olor pestilente

obispos, beatas y meapilas cubietos de cieno

y en un acto de maldad diferente

los devolvió al edén de los amantes.

© Ike

Articles

De principios y metas

In Sin categoría on 22 febrero, 2015 by pinceladasdeunciego

Es difícil comprender que no se ha de correr

en pos de lo que huye de ti,

pues todo aquel que amor mendiga

vacío encuentra,

confundimos metas con sueños

aspiraciones con deseos

para no morir solos en una cama de hospital,

sólo ella correrá tras de ti

segura de alcanzarte

y te acuna en su descarnados brazos

mientras silenciosa te lleva a la otra orilla.

© Ike

Pd. han fallecido dos familiares míos de forma muy seguida, personas que por esas cosas de “familia” ya  no me sentía muy unido a ellos, pero me ha hecho reflexionar y sin darme cuenta me ha hecho mezclar dos cosas aparentemente distintas; solo espero que no tengáis ese sabor amargo que tengo yo en la boca ahora mismo.

Articles

Pequeñas muertes, nuevas resurrecciones

In Sin categoría on 20 febrero, 2015 by pinceladasdeunciego

Ella secuestró mi boca

en un eterno juego de seducción,

instantes aderezados de besos y pasiones

acompasando las respiraciones

en la búsqueda de la pequeña muerte,

dedos crsipados, labios húmedos y hambrientos

y sábanas mudas de tan tórrido combate;

ella folló mi alma

en un eterno juego de rendición,

instantes sazonados de caricias y miradas

en la búsqueda de una nueva resurrección.

© Ike

Articles

La rana y la autovía A5

In Sin categoría on 15 enero, 2015 by pinceladasdeunciego

 

Una dama guapa y pintiparada
se asomó a la charca de una rana despeinada
hablaron y rieron de forma alocada
hasta que la dama se marchó de forma precipitada,
se despidió hasta una próxima cita anunciada
pero nunca volvió ni respondió la dama alocada
como la rana era prudente y confiada
esperó y esperó hasta que llegó una fría nevada
copos blancos helaban su piel bronceada
y se decidió a salir de su charca soleada
una carrtera de seis carriles de su dama la separaba
pero se aventuró a cruzar la vía atestada,
brmm, por la izquiera o la derecha, pavorosa observaba
“cruzar o no cruzar” era el dilema de la rana atribulada
dibujó en el final del camino la cara de la dama deseada
y con paso seguro avanzó con bizarría acumulada;
Pepe el conductor de la furgoneta toscamente decorada
conducía distraido escuchado una cantante desquiciada
pum, pum, “oh, he atropellado alguna cosa inesperada”
y mirando por el retrovisor no apreció una masa aplastada.
Moraleja: las ranas no deben dejar su charca encantada.
© Ike