Articles

La caída de una hoja

In Sin categoría on 8 abril, 2007 by pinceladasdeunciego

Viejas raices de un roble centenario
se clavan firmes en el árido suelo
dejando el reloj correr en un testigo mudo
de amores locos y de pasiones notario.
sombra de abuelos, cobijo de amantes
mástil de temible barco pirata
o atalaya de infantiles miradas
en sus juegos de guerreros incansables.
 
Un año más esperas el anidar de tu amada
bella ave que por San Blas a ti regresa
acurrucándose en tu cálida mirada.
Día a día transcurre tu tiempo
y salvo tu, nadie nota su falta
llorando su ausencia en el duro invierno.
 
El calor de otro verano te conforta
en la esperanza de otra nidada,
otra pequeña pluma acariciando
llenandote del amor que importa
pero no vuelve su dulce mirada,
ay mi duro roble, un árbol llorando.
 
 
 
Anuncios

8 comentarios to “La caída de una hoja”

  1. hola querido Iván (ike) sólo pasaba a saludarte uy! a los meses! bueno creo que ando medio nostálgica pero me ha encantado tu blog y sobre todo el fondo musical es muy relajante e inspirador para leer tus poemas, por cierto voy a releer nuevamente los relatos que haces de libros porque hace tiempo ya que no desenpolvo uno! en fin cuidate querido y un besote con buenas energías!!!!    VEro ºº(Ô.Ô)ºº
    (pd: sé que mi firma digital es algo infantil pero……me gusta que le vamos a hacer!) 

  2. Aquel centenario , vivira años y años para poder sentir este calor de su amada , los inviernos para el no creo que sean frios pues su corazon reboza de tanto amor que le da vida y calidez para poder esperar su amada …..
    eso ocurre en muchos casos en que los amores por "x" motivos no pueden nutrir a diario por su cercania pero que se nutren por la fuerza que existe entre ambas partes que hace que resulte posible el no morir en el invierno por muy frio que sea. El amor mueve montañas , no conoce de fronteras ni de color o olores , el amor es maravilloso cuando es corespondido ….por eso hay que disfrutar el dia a dia , los momentos …., simplemente hay que vivir tal como este viejo roble que vive dia tras dia para poder disfrutar y volver a sentir el calor de su amada que anida cada año…..
    me gusto mucho ……..

  3. Aquel centenario , vivira años y años para poder sentir este calor de su amada , los inviernos para el no creo que sean frios pues su corazon reboza de tanto amor que le da vida y calidez para poder esperar su amada …..
    eso ocurre en muchos casos en que los amores por "x" motivos no pueden nutrir a diario por su cercania pero que se nutren por la fuerza que existe entre ambas partes que hace que resulte posible el no morir en el invierno por muy frio que sea. El amor mueve montañas , no conoce de fronteras ni de color o olores , el amor es maravilloso cuando es corespondido ….por eso hay que disfrutar el dia a dia , los momentos …., simplemente hay que vivir tal como este viejo roble que vive dia tras dia para poder disfrutar y volver a sentir el calor de su amada que anida cada año…..
    me gusto mucho ……..
     

  4. Tu firma es tu firma querida Vero, de modo que te ha parecido relajante la música, pues no te pierdas la que tengo pensada para la próxima semana, es una mezcla de gaélico y japonés, una delicia, ya verás.
    Si deseas empezar por un libro de lo que he comentado, te diría que empezaras por el de Mark Haddon, es una gozada y te reconcilia con el ser humana sin las generalizaciones de Coelho y con la alegría de verlo a través de los ojos de un crio con una minusvalía.
    Me alegro infinito de verte por aquí, pero eso ya lo sabes, miles de besos.
     
    ¿Te gustó mi soñadora Paula?, muchas gracias, quise jugar con el amor de alguien que mira, distinto al mirado y me pareció estupendo jugar con un ave y un árbol, más que un ave en realidad es una cigüeña, porque en mi tierra se dice que por San Blas la cigüeña verás y si no la vieres, año de nieves, pero lo de San Blas tampoco tiene importancia.
    Una maravillosa mujer a la que quiero hasta rabiar, me dijo que nadie se muere de amor, que todos sobrevivimos para "sufrir" el siguiente amor o desamor, siempre hay un mañana, excepto el último de nuestros días, y ese mañana puede ser el más soleado de nuestra vida, si vivimos cada instante, si respiramos cada soplo de aire y disfrutamos de hasta la cosa más nimia, tendremos una vida estupenda (por desgracia no siempre feliz, pero si muy parecido).
    Miles de besotes.
     

  5. !Oh melancolía, que entras sin nisiquiera haber llamado a mi puerta de nubes…!!! Hermoso y lleno de nostalgia, así como la pintura de mis versos…
    Sabes qué?, todos en el fondo llegamos a vestirnos de "ROBLE", en algún segundo nuestras vidas hemos enterrados raíces en almas áridas, nos hemos llenado de esperas y !Oh melancolía…!!!
     
    Besos, Pau

  6. Si mi muy estimada Paula, todos alguna vez hemos metido nuestras raices en tierras yermas son la esperanza de que fuesen tierras fértiles, si, si, que gran verdad Paula, sólo espero que no quedemos anclados en ese terreno y podamos crecer en otros terrenos más fértiles, ¿verdad que no te importaría?
    Un enorme besote.

  7. Angelucho.
     
    Melancólico y nostálgico.
     
    Ya dices bien eso de que siempre queda esperando otra nidada…
     
    Lo malo es esperar y que nadie vuelva a anidar en ese roble otra vez.
     
    En fin, la esperanza es lo último que se pierde y los robles son fuertes y viven muchos años.
     
    Sabes que como apellido está datado ya en el siglo XI?
     
    Un fuerte abrazo, Ángel.

  8. Que bueno verte amigo Vlad, ayer me decía a mi mismo que éste mismo fin de semana te escirbiría, el que te deje ésta nota no me exime de mandarte mañana una notilla.
    Hace un tiempo, cuando era un imberbe puber, me perdía entre los libros de heráldica para conocer el oirgen de algunos apellidos, curiosamente los mios nunca los supe, aunque hay una historia muy divertida que cuenta mi padre que le contaron a él, sobre aquel varón de la familia que cogiese los hábitos y los jardines Sabatini (jardines del palacio real de Madrid), un día con calma y con ganas de reirnos te la cuento.
    Tienes razón con que la esperanza es lo último que se pierde y si encima eres de natural optimisma como yo, pues siempre esperas (si es que no ha llegado lo esperado).
    Me alegro un mundo de verte amigo, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: